No comenzó en 2013 y no terminó en 1939 (Acracia DAAB) por Joao Neto.

El Movimiento Anarquista (MA) es definitivamente más expresivo y mucho más grande que las Organizaciones Anarquistas (AO).
El principio es una cierta confusión que impide la diferenciación de estos diferentes territorios en métodos y formas. Hay quienes te consideran exactamente de la misma manera, mientras tanto: el MA se ha constituido históricamente antes de los OAs, mantiene una relación de influencia mutua. OA tiene un interés en los movimientos sociales y populares, en la relación directa con la realidad y las cuestiones sociales de su tiempo y espacio, elásticos son un canal de diálogo que actualiza el MA, que por su tiempo incorpora principios y bases teóricas del anarquismo como práctica histórica influenciada por las redes sociales.
También es posible un movimiento anarquista sin organización anarquista. Ya que es imposible hacer una OA sin el MA, porque sería erróneo en la negación de los principios anarquistas, corriendo el riesgo de quedar ensombrecido por sus ideas y diluido en otro conjunto de prácticas que, por lo tanto, los anuló como anarquistas.
OA se comunica y experimenta con los principios, métodos y objetivos de la manera compasiva del momento, en la vida cotidiana. El MA es difuso, polimórfico, sinérgico, poroso, poroso, ligero, indómito y no pertenece a una tendencia y/o a una organización acrídea. OA es una expresión viva, la amplificación de la polifonía de las rutas sociales en el encuentro y diálogo con los principios y métodos de los pensadores y pensadores libertarios de la época y de hoy. En el conjunto del MA considero algunas de estas voces como movimientos, por ejemplo: anarcofeminismo, ecología social, movimiento anarcopunk, anarcoqueer.

El anarquismo fue el más largo de estos años un pensamiento vivo; es decir, un pensamiento en formación continua, en evolución, además de la realidad social y cultural de la época, capaz de enriquecerse y modificarse en contacto con el mundo en el que está inscrito a través de las experiencias que se desarrollan gracias a las rutas en las que participa y a la absorción de una parte del conocimiento que se elabora y circula a nosotros. El movimiento anarquista que alimenta este pensamiento, al mismo tiempo que se nutre de él, es también capaz de influir en la realidad, de producir ciertos efectos en la misma y ejercer una influencia que se hará perceptible en varios países europeos como España, Italia, Alemania, Inglaterra, Rusia o Ucrania” (IBAÑEZ, 2015, p. 25).

Sería simplista afirmar que la MA o la OA está siendo “revivida o retomada” desde el año 2000. Para que esta declaración sea cierta, sería necesario que ambos fines se establecieran, lo que no ocurrió desde el nacimiento de la primera Asociación de Socorro Mutuo en el siglo XIX hasta los Centros de Cultura Social en el siglo XXI. Retóricamente, entonces preguntamos: ¿conoces a alguien de MA o cualquier OA?
Históricamente las Organizaciones Anarquistas no son diversas, distintas y porosas. Pero, esta es una cuestión de literatura extensa y de tema por otro momento. Las organizaciones existentes en Brasil intentan continuar su trabajo, ya sea (re)estructurando, (re)articulando y trabajando en conjunto con el trabajador o siempre dando respuestas a las preguntas sociales del espacio y tiempo en que se ubican. Quizás aquí puedas encontrar el MA o un OA. Bakunin, sin duda, tiene un papel fundamental en el pensamiento estructural de las organizaciones anarquistas: 

“(…) aquí, precisamente porque estamos decididos a submeternos en todo lo que respeta el trabajo común de la Liga a los deseos de la mayoría, aquí, cuando todavía somos un pequeño número, queremos que nuestra Liga no se desvíe del pensamiento inicial y de la dirección para imprimir a sus iniciadores, no tenemos que tomar medidas. No debemos organizarnos de tal manera que la gran mayoría de nuestros seguidores permanezcan fieles a los sentimientos que nos inspiran, y establezcan reglas de admisión que, incluso en el momento en que la persona de nuestras comisiones se ha movido, el espíritu de la Liga no cambie nunca? Sólo podemos alcanzar este objetivo si establecemos y determinamos con tanta claridad nuestros principios que no tenemos individuos que, de un modo u otro, contrariamente a nosotros mismos, puedan participar entre nosotros” (BAKUNIN, 2015, p. 17) 

Una pregunta que se hace en las clases de los cursos de Historia o Ciencias Sociales, en los botecos, entre los anarquistas más jóvenes con más edad: los que demoran los anarquistas: en la dictadura varguista, en la dictadura militar-civil, en las Directivas ya, en la reconstrucción sindical, en la constituyente, en los otros 500 años de Brasil, en la acción global de los pueblos, en la “Revuelta del Buzu” en Salvador, en los inicios del 2013? Antônio Mendes, miembro del diario anarquista Enemigo del Rey [nota a pie de página 3], respondería: “¿dónde estás tú?”. Tal vez la respuesta sea que siga una pista sobre el “pseudo fin y la delirante re-automob” de los movimientos y organismos anarquistas.
Dicho esto, hay que llamar la atención que hay, aún, mucho de la historia del movimiento y organizaciones anarquistas a construir, sea en la academia o fuera de ella. Especialmente fuera del eje Río de Janeiro – São Paulo. A lo que nos parece el LPPE-Historia de la UERJ está dispuesto y se empeñará en este trabajo del desvelar de este fenómeno histórico que es el anarquismo.
En el caso de que no haya un reanudamiento, sí, una continuidad del movimiento y de sus organizaciones anarquistas, que hoy ciertamente ganaron notoriedad una vez más. En el marco de las manifestaciones que ocurrieron en las ciudades de Río de Janeiro, Salvador, São Paulo, Belo Horizonte, Fortaleza, João Pessoa, Porto Alegre, Goiânia y también el interés y realización de cursos, seminarios, conferencias, foros, ferias anarquistas de libros como en São Luís, Brasília, Santos, São Paulo …
Testigo de los acontecimientos ocurridos en 2013 y los estudié al mismo tiempo que creó y coordiné el curso Democracia y Libertades [nota 4] en la Escuela de Comunicación de la UFRJ. Estudiamos en el semestre 2013.2 la historia del anarquismo y algunas experiencias actuales de los pocos años 2000. En el semestre 2014.1, seguimos con el curso y estrechamos los estudios prestando atención a los principios y métodos conocidos en el semestre anterior y debatiendo los hechos de 2013 y sus consecuencias.
La lista de eventos ocurridos en Brasil entre marzo de 2013 y diciembre de 2014 no está terminada todavía. En menos de una semana de julio de 2013, en días de juegos en las ciudades sedes de la Copa de las Confederaciones, al menos un millón de personas estuvieron en manifestaciones y movimiento, entre ellas los anarquistas también.
Cartografiar y registrar los movimientos, actos y manifestaciones de 2013 [nota 5] será un ejercicio de garaje de datos cuantitativos y ciertamente exigirá un cruce de fuentes y testimonios que no son exclusividad, por lo menos quince años, de los movimientos sociales tradicionales, de los partidos políticos autodenominados de izquierda y de medios de comunicación comercial famosos en el país. Sin embargo, un hecho se volvió incontestable: los principios y métodos del anarquismo desbordaron y atravesaron definitivamente estos movimientos y permeó el imaginario social tanto como sindicatos, asociaciones, colectivos, asambleas populares, universidades, medios de manera incontestable.
Porto Alegre y Manaos hicieron los primeros actos contra aumento de paso en marzo de 2013 y siguieron realizando manifestaciones. A principios de junio, cuando las manifestaciones eran casi diarias y la represión policial violenta seguida de prisiones, aproximadamente dos semanas con pueblo en las calles, movimientos populares y sociales atendiendo al llamado del MPL ya la difusa invitación hecha en redes sociales lograron, en las ciudades de Río de Janeiro y São Paulo, conquistar la revocación del aumento de arancel que generó un agravamiento de la crisis de representación que se arrastra en Brasil hace al menos 15 años. ¿Y qué sucedió en el año que no terminó? Los ciudadanos comunes comenzaron a creer que es posible luchar por sus derechos estableciendo otro marco histórico para la realización de la democracia y la libertad.
El Movimiento Passe Libre, que canalizó y apalancó la reacción y batalla por la reducción de las tarifas en todo el país había conquistado dos grandes victorias revocando el aumento de los pasajes en São Paulo y Río de Janeiro, lo que causó un efecto dominó en otras ciudades país en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Otras tantas ciudades que no aumentaron sus tarifas o redujeron al nivel anterior carece de una historia inmediata no sólo como registro y sí, análisis y discusión. Una cuestión se impone a la Historia ya las Ciencias Sociales: ¿quién podrá quedar impune este ensayo de toma de las riendas de la gestión de las ciudades, del transporte colectivo, de las vidas de las personas por ellas mismas?
El debate en forma de proyectos para el pase libre y la tarifa cero continúa y el término: Movilidad Urbana, no es más privilegio de urbanistas, ingenieros o de la clase media. La lista breve de eventos que conseguí asegurar afectivamente en la memoria y confirmar en el momento que les escribo indica otra cuestión: los levantamientos por revocación de tarifas de transporte y por pase libre y arancel cero desbordaron de alguna forma para otros movimientos ocurridos enseguida?
Corriendo detrás, las Corporaciones de Comunicación se volvieron expectativas y les quedaba el derecho de opinar horas después sobre las manifestaciones y las prisiones. Los organismos de comunicación extranjeros volvieron sus focos, cámaras y celulares a las calles y los periodistas iniciaron, aunque tímidamente, una cobertura sin precedentes, pues en este momento todo podía ser noticia desde que el individuo tuviera conexión web y un celular. No se puede negar que la presencia de muchos periodistas en la ciudad de Río para la cobertura de la Copa del Mundo favoreció el fenómeno mediático de la exposición de las manifestaciones. Este es otro aspecto de los movimientos que ha tenido impacto internacional y necesita investigación.
Consideremos que hay que comunicar más que informar. Pues, en muchos momentos observamos que la cobertura no existió y por eso faltó la información y en otros fue sólo un reality show vacío como clips de película de acción. La comunicación informal usada por los manifestantes circuló casi libremente en las redes sociales. Esto acentuó el interés del policía que tuvieron en la “ausencia” de aislamiento una vastedad de puertas sin llave para entrar y chisporrotear.
En cuanto a la persecución y arresto de activistas que usaban redes sociales para denunciar la violencia policial, para divulgar manifestaciones, actos, actividades es necesario revisar la relación entre comunicación e información, noticia y entretenimiento en lo que se refiere a las leyes de democratización de las comunicaciones, el respeto absoluto a la libertad de expresión y manifestación, elementos rayados por leyes y prácticas de excepción que deben ser estudiadas para que no permanezcan impunes.
Brasil es todavía una tierra que los aficionados viven de susto. Pues bien, he aquí que en medio de una manifestación y otra surgen banderas de Brasil y gritos contra anarquistas, sindicatos y partidos de izquierda. Los derechistas extremados participaron en las calles de algunas ciudades de las manifestaciones y de esta manera demostraron que existen y continúan activos. Aquí está uno de los puntos a ser apurados con atención en investigaciones del momento, sobre todo, porque este movimiento de extrema derecha se encuentra en las estructuras de Estado y Fuerzas Militares. Investigar y contar esa historia es vital.
No se quedó ahí. Indignados con remociones de poblaciones de barrios enteros para obras de infraestructura y con la “recalificación” de áreas enteras como la del Puerto de Río, revueltos con la serie de asesinatos y terrorismo de estado realizados en la ciudad de Río de Janeiro contra las poblaciones de residentes en las favelas, en especial la matanza en el complejo de la Maré y el asesinato del trabajador obrero de la construcción civil Amarildo de Souza, ambos realizados por fuerzas militares del Estado de Río, la población, negros, madres, trabajadores e incluso una pequeña parte de la clase media que engrosaron las corrientes humanas que cubrían las calles de Río de Janeiro e influenciaban las conversaciones en botecos de Campo Grande hasta Madureira desbordando en las ruedas de playa de Barra y Zona Sur y provocando discusiones acaloradas entre las elites conservadoras y la progresista carioca en los restaurantes pagados el sudor de los trabajadores.
¿Hasta dónde fue el alcance de los levantamientos entre 2013, 2014, 2015? No tenemos como precisar, pues aún no ha terminado. Los movimientos institucionales y no institucionales de derecha e izquierda, partidos, sindicatos y movimientos tradicionales disputan en el momento las mentes y cuerpos del pueblo brasileño en batallas de demostración de fuerza política en las calles del país, en el Congreso Nacional, asambleas sindicales con el objetivo de mantener el ” poder institucional que evidentemente no posee más el llamamiento hegemónico de la representación junto a varios sectores de trabajadores y precarizados.
Es posible afirmar que los principios y métodos como autogestión, acción directa, horizontalidad, apoyo mutuo, solidaridad originaria del MA y practicados por las OA atravesaron las manifestaciones y los manifestantes volvieron a las panaderías, invadieron el imaginario colectivo, bares, puntos de autobuses, noticiarios, y en el caso de que se produzca un cambio en la calidad de la información.
¿Estamos realizando una historia del presente, una historia política, una historia social? ¿Es posible la investigación de los levantamientos de 2013? ¿Tenemos cómo construir de migajas sueltas en el espacio-tiempo próximo una historia de los movimientos de junio de 2013? ¿O, estamos ante un espejismo promovido por la rapidez de la comunicación online? Estamos ante la vieja esfinge con un nuevo enigma inexorable: investigar y estudiar la convergencia historia, tecnología, web y movimientos sociales teniendo como objeto los levantes de 2013 o ser devorados.

João C. de Andrade Neto

Historiador

Referências Bibliográficas

Bakunin, Mikhail Alexandrovich. Obras escolhidas: Mikhail Bakunin. Organização e tradução Plínio Coelho. 1ª ed. São Paulo: Editora Imaginário/Hedra, 2015.
Ibáñez, Tomás. Anarquismo é movimento: anarquismo, neonarquismo e pós-anarquismo. Tradução Sérgio Norte. São Paulo: Editora Imaginário/Intermezo, 2015.
Remond, René. Uma história presente. In: Remond, René (Org.). Por uma história política. EdUFRJ/EDFGV. 1996. Primeira edição em 1988.
Notas
[nota 1] [voltar ao texto] Em 1939 houve o fim da Revolução Espanhola.
[nota 2] [voltar ao texto]  http://lattes.cnpq.br/2942810195172984
[nota 3] [voltar ao texto] Jornal anarquista publicado durante parte da ditadura brasileira a partir da Bahia.
[nota 4] [voltar ao texto] Para saber mais sobre o curso e ter acesso aos materiais disponibilizados para estudo acessar: https://democraciaeliberdades.wordpress.com/
[nota 5] [voltar ao texto] Ver gráficos sobre as manifestações 2013 no link: http://g1.globo.com/brasil/linha-tempo-manifestacoes-2013/platb/

 

8940ed18-f2da-428d-a24c-83ca49dbe439

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s