La anarquía vive y existe, aunque la traten de encerrar (Acracia 75)

Tamara-a-la-Calle

A la expropiadora anarquista Tamara Sol Farías Vergara no la quieren soltar. Gendarmería hizo caso omiso a la orden del juzgado, la cual ordenaba trasladar, por su delicado estado de salud, a Tamara hacía el hospital, el cual la iba a recibir. Ante esto, gendarmería asesina actuando sobre la ley, decide arbitrariamente llevarsela a Valdivia, bajo un régimen de alta seguridad, para que no pueda acceder a su beneficio carcelario de pasar a hospitalizarse por su condición y por haber cumplido más de la mitad de la dura condena que le tiraron encima.

Gendarmería quiere que te hundas, porque tus sueños brotan donde el sentimiento es pleno, pues se nutre de libertad. Quieren que desesperes, pues eres la esperanza para este mundo de desposeídos, eres la promesa de igualdad en fraternidad. ¡Por eso te quieren arrodillada, derrotada, humillada!, controlada, mujer brava, para así romper este mundo nuevo, que habita ya en tantos corazones. ¡Pero no, Tamara! Es que tú representas lo que ellos jamás podrán ser, o sentir. Es a la anarquía que te guarda viva, esa que te hizo amar y odiar, la que mantiene el ímpetu de tu llama deseoso de más oxígeno. Te desean machacar y doblegar, como ha pasado tantas y tantas veces ya… que tétrico cuento repetido: nuevamente las fuerzas del estado vuelcan su venganza sobre todo aquello que intente despegar por sí solo, y nuevamente la normalidad del día a día a todos les sigue pareciendo normal. Pero para nosotros, nos faltas tú, y cientos de miles de compañeros y compañeras sufriendo a manos el terrorismo de estado, la prisión y persecución.

A pesar de su complicada salud gendarmería la tiene encerrada 22 horas en su cuarto, solo dejándola salir 2 horas al patio. El Director Regional de Gendarmería de Santiago trasladó a la cárcel de Valdivia en vez de acatar la orden judicial de ser llevaba al hospital. No bastandoles esto, el traslado ocurrió sin comunicarle esto a su abogada, ni a su familia ni tampoco a su médico tratante.

Tiene una crisis psicológica, con crisis de pánico producto del encierro. Ya cumplió 4 años (más de la condena), y podría acceder a beneficios carcelarios, sin embargo los carceleros no la dejan, jactándose de que “harán que cumpla los 7 años”, y no solo eso, sino que en un régimen de máxima seguridad. Por eso la familia denuncia la persecución, hostigamiento y castigo permanente sufrido por Tamara Sol Farías Vergara, y por todos los luchadores y luchadoras reprimidos por el estado en sus diferentes tentáculos.

¡Fuerza Tamara!

¡Que la prepotencia con que trata Gendarmería a los seres humanos no sea callada!

¡A la calle compañera!

Diego Vásquez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s